Tipos de Glicerina

 

Comercialmente se pueden encontrar tres tipos principales de glicerina en función de su grado de pureza: glicerina cruda, glicerina grado técnico y glicerina refinada (grado USP o FCC)

La glicerina cruda contiene una gran cantidad de metanol, agua, jabones y sales. Normalmente tiene un contenido de glicerol entre 40% y 88% en peso. La glicerina cruda es el coproducto natural obtenido durante el proceso de producción de biodiésel. Ingenieria 14-1.indb 14 15/06/2010 08:28:39 a.m. Análisis de la refinación de glicerina obtenida como coproducto en la producción de biodiésel 15 Ing. Univ. Bogotá (Colombia), 14 (1): 9-27, enero-junio de 2010 La glicerina grado técnico es un producto de alta pureza con la mayoría de sus contaminantes completamente removidos.

 

La glicerina grado técnico está libre de metanol, jabones, sales y otros componentes extraños.

 

La glicerina refinada es un producto de calidad farmacéutica adecuada para usarla en alimentos, cuidado personal, cosméticos, productos farmacéuticos y otras aplicaciones especiales. Todos estos productos deben cumplir las especificaciones de farmacopea de Estados Unidos (USP 30).

Para ser denominada glicerina grado USP las empresas están estrictamente reguladas en lo que respecta a sus instalaciones de fabricación, métodos de pruebas, inspección, distribución y almacenamiento. La glicerina grado USP debe seguir estrictamente las normas y directrices establecidas por la FDA.

tipos de glicerina

Tres tipos de glicerina se han logrado identificar comercialmente: la cruda, con una pureza de 80%-88%; la glicerina grado técnico, al 97%, y la glicerina refinada (grados USP o FCC), al 99,7%. Sus principales diferencias radican en el contenido de agua y de residuos de ácidos grasos, esteres y otros residuos orgánicos. Además, la composición de glicerinas obtenidas a partir de diferentes materias primas junto con los esquemas convencionales para su refinamiento permitió diseñar un esquema para su purificación, donde se recupera el exceso de metanol con una pureza del 99% y libre de agua.

 

Efectos del Consumo Humano del Aceite de Coco

 

El aceite de coco se produce al someter a presión la pulpa o carne blanca de esta fruta, la cual contiene más de 60% de aceite. A pesar de su nombre, el aceite de coco es una grasa que es sólida a temperatura ambiente, lo cual se debe a que contiene 92% de ácidos grasos saturados

Entre los efectos del consumo humano  del aceite de coco  documentados al día de hoy encontramos:

  • Incremento en la saciedad y reducción de la ingesta de energía, proporcionando una alternativa potencial para ayudar a mantener el balance energético (Coleman H, et al. 2016). Adicionalmente, se ha reportado un incremento en los niveles de Neuropéptido Y tras una mayor activación de la hormona Grelina en pacientes con anorexia nerviosa (Kawai K, et al. 2017).

 

  • Reducción In Vivo de la acumulación de grasa corporal, resistencia a la insulina, respuesta inflamatoria y de la vía pro-inflamatoria NF-kB, al tiempo que se activa la vía MAPK p38 durante una dieta alta en grasa (Geng S, et al. 2016).

 

  • Regulación positiva de la síntesis de proteínas neuronales, estabilidad sináptica y comportamiento, lo cual trae un consigo un efecto positivo en la prevención y reducción de los efectos de enfermedades neurodegenerativas (Wang & Mitchell, 2016) y una reducción de problemas gastrointestinales tras el tratamiento farmacéutico (Ohnuma T, et al. 2016).

 

  • Mejora en la fuerza y función muscular en personas de la tercera edad al combinar su consumo con leucina y vitamina D (Abe S, et al. 2016).

 

  • Modificación positiva de la microbiota intestinal (figura 1), lo cual puede mediar el catabolismo de lípidos, gasto energético y pérdida de peso en individuos obesos (Rial S, et al. 2016). Además, se han observado un incremento en la masa magra y reducción de la grasa corporal total en la misma población (Bohl M, et al. 2017).

 

Uno de los puntos a favor del aceite de coco es su mayor temperatura de descomposición sobre otros aceites comunes como girasol, canola, lino, entre otros.

Esto permite cocinar a mayores temperaturas con una menor probabilidad de que se produzcan acroleína y formación de grasas trans por el calentamiento. Además, debemos resaltar que se recomienda cubrir las necesidades de ácidos grasos saturados (<10% del consumo energético diario) a través del consumo de fuentes naturales y evitar alimentos que contienen grasas procesadas, en donde claramente el aceite de coco representa una muy buena opción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ácidos-grasos

Composición de los Ácidos Grasos

Los ácidos grasos insaturados pueden ser monoinsaturados (AGMI) o poliinsaturados (AGPI). Los ácidos grasos insaturados contienen uno o varios enlaces dobles en su cadena carbonada. El doble enlace retuerce la cadena carbonada, dificultando la compactación de los ácidos grasos. Los aceites que son ricos en ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados son, por tanto, a menudo líquidos a temperatura ambiente, como los aceites de cocina. Los ácidos grasos trans (o AGT) son ácidos grasos insaturados en los que la cadena de carbono se extiende desde lados opuestos del doble enlace. Esto da lugar a una estructura molecular recta con propiedades funcionales similares a las de los AGS.

 

acidos grasos

acidos grasos

 

 

 

 

 

 

 

 

aceite de palma usos

Oleoquímicos Derivados Aceites de Palma y Palmiste

PARTE 2

Usos del Aceite de Palma y sus Ventajas

A nivel mundial se ha venido dando un cambio de usos de grasas animales ( sebo de bovino grasa de cerdo) hacia el uso del aceite de palma, debido a la tendencia por los productos 100% vegetales. El aceite de palma se utiliza sobre todo en su forma refinada, siendo inodoro y de color amarillo pálido, convirtiéndolo en un ingrediente valioso para proporcionar textura y sabor a diversos productos. El aceite de palma refinado se utiliza como un ingrediente asequible en muchos productos alimenticios, tales como la margarina, los productos de confitería, el chocolate, el helado y los productos de panadería. También es ampliamente utilizado en productos no alimentarios, tales como el jabón, las velas y los cosméticos.

 

El ceite de palma es ampliamente utilizado por fabricantes de productos alimenticios y no alimenticios debido a sus beneficios funcionales, versatilidad y amplia disponibilidad. El aceite de palma tiene diversas propiedades culinarias. Ofrece estabilidad a largo plazo, una consistencia semisólida y buenas propiedades conservantes. También tiene un buen comportamiento a altas temperaturas de freído.

Su textura suave y cremosa y su ausencia de olor lo convierten en un ingrediente perfecto y asequible en muchas recetas, favoreciendo el sabor y la textura.

 

Una de las razones del incremento del uso del aceite de palma en la industria alimentaria en los años noventa es el abandono del uso de grasas trans no saludables. Debido a que el aceite de palma es suave y estable de forma natural, es un buen sustituto de la grasa parcialmente hidrogenada que contiene ácidos grasos trans. Como la mayoría de los aceites naturales de semillas, el aceite de palma contiene solo cantidades muy pequeñas de grasas trans (<1 por ciento).

 

Trabajamos en conjunto con productores y proveedores para asegurar que todos los procesos lleven la excelencia que sólo Química Vaid ofrece. Con mas de 100 productos diferentes, abastecemos de forma eficaz y oportuna para la industria cosmética, farmacéutica y alimenticia. Contáctanos al (01 55) 24.55.79.79 para cotizaciones y preguntas sobre nuestros productos.

aceite de palma y palmiste

Oleoquímicos derivados de los aceites de palma y palmiste (parte 1)

Los oleoquímicos son químicos que se derivan de las aceites naturales. Los oleoquímicos básicos más importantes, de la industria son:

Ácidos grasos

Ésteres metílicos

Alcoholes grasos

Aminas grasas.

Estos oleoquímicos y sus derivados tiene una amplia gama de aplicaciones.

El aceite de palma y sus productos podrían remplazar el sebo y los aceites de palmiste y coco son materias primas intercambiables en la fabricación de oleoquímicos.

El aceite y la estearina de palma se reconocen como aceites vegetales. En lo que se refiere a los aceites de palmiste y coco, el primero tiene un menor contenido de ácido octanoico (ca-prílico) y decanoico (cáprico) que el último.

 

La producción mundial de aceite de palma ha aumentado de 15,2 millones de toneladas en 1995 a 62,6 millones de toneladas en 2015. Este es el mayor volumen de producción de todos los aceites vegetales, superando el segundo mayor cultivo de semillas oleaginosas en más de 10 millones de toneladas.

 

Este volumen se produce principalmente en Indonesia (53 por ciento) y Malasia (32 por ciento). También se ha registrado un marcado aumento en la producción de aceite de palma en otras partes del mundo. La mayor parte del volumen adicional se genera en el sur y centro de América (3,4 millones de toneladas), Tailandia (1,8 millones de toneladas) y África Occidental (2,4 millones de toneladas)